Nueve meses pueden parecer mucho tiempo, pero hay muchas cosas para prepararse para el gran día y para la vida con su nuevo pequeño. Use este tiempo para hablar con su médico, planear el parto, arreglar el cuarto del bebé, y planear la vida con su bebé.

Hable con Su Médico o Profesional de la Salud

A medida que progresa su embarazo, pueden surgir nuevas preguntas. Antes de cada revisión prenatal, haga una lista de preguntas y preocupaciones que quiera discutir con su médico o practicante de enfermería. Los temas que podría querer tratar incluyen los siguientes:

  • ¿Qué debo hacer si creo que estoy en labor de parto?
    • ¿Llamo al consultorio o voy al hospital?
    • ¿Qué sucede si es en altas horas de la noche o el fin de semana?
    • Si mi médico no está disponible, ¿quién asistirá en el parto de mi bebé?
  • ¿Cuáles opciones de control del dolor están disponibles?
    • ¿Cuáles son los riesgos y beneficios de cada una?
    • ¿Qué tan tarde en la labor de parto puedo recibir estos medicamentos?
    • ¿Cuáles opciones naturales para controlar el dolor existen?
  • ¿Qué opina sobre las episiotomías?
    • ¿Cuándo necesitaría una?
    • ¿Qué sucede si no quiero someterme a una?
    • ¿Con qué frecuencia las practica?
  • Esté consciente de que nunca se debería realizar una episiotomía sin una indicación médica (ahora se observa que la episiotomía de rutina hace más mal que bien); ésta es la posición de the American College of Obstetricians and Gynecologists y usted debería esperar que su profesional de la salud manifieste una posición similar.

  • ¿Existe algún problema en mi historial médico o en mi presente embarazo que podría complicar el parto?
    • Si es así, ¿cuáles son los problemas?
    • ¿Qué podemos hacer ahora para minimizar cualquier riesgo?
    • ¿Qué hará durante el parto para minimizar cualquier riesgo?
  • ¿Cuáles son las razones por las que podría necesitar una sección cesárea?
  • ¿Qué sucede si rebaso mi fecha estimada de parto? ¿Seré inducida? ¿Qué implica eso?
  • ¿Debería crear un plan de nacimiento?
  • Si quiero dar de lactar, ¿qué tan pronto puedo comenzar? ¿Habrá alguien disponible para ayudarme a mí y a mi bebé a aprender a lactar?
  • Si alimento a mi bebé con leche de fórmula, ¿cuál debería usar? ¿Qué suministros necesitaré? ¿Y cómo preparo la leche de fórmula?
Tome una Clase de Preparación para el Parto

Las clases para el parto le enseñan sobre el embarazo y le ayudan a reducir su ansiedad sobre la labor de parto y el alumbramiento. Se ofrece una variedad de temas, desde el desarrollo de su bebé hasta yoga prenatal. Las técnicas de relajación para la labor de parto y el alumbramiento son temas populares. Las dos técnicas más comunes en los Estados Unidos son la técnica Lamaze y el método Bradley.

La Técnica Lamaze

La técnica Lamaze enseña a las mujeres a encontrar fuerza y comodidad durante el parto. Las clases se enfocan en los métodos de relajación y los patrones de respiración controlada para ayudar a controlar el dolor. También enseñan métodos de distracción, como enfocarse en una fotografía o recibir un masaje por parte de su pareja. El enfoque Lamaze es neutral sobre los medicamentos para el dolor. Las mujeres son animadas a aprender sobre todas las opciones y decidir cuál es la correcta para ellas.

El Método Bradley, o Parto Preparado por el Esposo

El método Bradley es un enfoque completamente natural para dar a luz. Hace hincapié en evitar los medicamentos, a menos que sea absolutamente necesario. Este método también exige una función activa por parte del padre del bebé como preparador del parto. Se fomenta la buena nutrición y el ejercicio durante el embarazo. Se cree que las técnicas de relajación y de respiración profunda ayudan con el dolor de la labor de parto.

Visite al Pediatra y al Hospital o Centro de Partos

Muchos hospitales, centros de partos, y consultorios de pediatras ofrecen las puertas abiertas para que usted se reúna con el equipo y visite sus instalaciones. Tome ventaja de estos servicios.

  • Pida a su médico y a sus amigos una canalización con un pediatra. Visite las casas abiertas para nuevos pacientes. Esta es una buena manera para conocer y elegir a un pediatra. Este pediatra observará a su bebé dentro de los primeros diez días de vida.
  • Dé una visita a la sala de maternidad o centro de partos donde dará a luz
    • Pregunte sobre las habitaciones; incluyendo si, ¿tendrá una habitación privada? ¿Puede pasar la noche un miembro de la familia?
    • Pregunte sobre las políticas, como quién puede estar presente en el parto, horas de visita, y llevar alimentos y flores externos
  • Haga un ensayo general. Vea cuánto tardará en manejar de la casa al hospital o centro de partos. Determine la mejor ruta si pudiera haber tráfico u otros retrasos.
Prepare Su Hogar

Cuando llegue a casa con su pequeño paquete de alegría, es útil establecer las cosas. Piense por anticipado lo que necesitará para usted misma, el bebé, y el resto de la familia. Cuando los amigos y la familia le ofrezcan ayuda, ¡acéptela!. Cuando usted sólo está teniendo sólo unas cuantas horas de sueño en un momento, realmente apreciará una comida hecha en casa o que alguien más saque a caminar al perro. Estas son algunas ideas para comenzar a preparar la casa.

  • Si es necesario, consiga que alguien le ayude el primer par de semanas en la casa
  • Compre y prepare alimentos durante las primeras semanas de vuelta en casa, y reúna menús para llevar
  • Prepare una habitación para su bebé, usted necesitará:
    • Una cuna o moisés
    • Si usted compra una cuna usada, asegúrese que cumpla con los standards set by the National Safety Council
    • Una mesa u otro lugar higiénico para cambiar pañales
    • Pañalera empacada con pañales, cobijas, mudas de ropa, bolsa de plástico para pañales sucios, y toallitas para bebé
    • Cubo para pañales o bote de basura
    • Área de almacenamiento para la ropa del bebé y pañales
    • Si usa pañales de tela, establezca la entrega; necesitará 90 pañales para la primera semana
    • Si usa pañales desechables, abastézcase de existencias; compre 350 para el primer mes
  • Abastézcase de ropa y accesorios para el bebé
    • Playeras o "mamelucos," 5-10 juegos
    • Botines o calcetines, 3-5 pares
    • Sombreros, 1-2
    • Pijamas, 5-7
    • Cobijas, 5-7
    • Sábanas para la cuna, 3-4
    • Paños de lavado suave, 3-5
    • Baberos o pañales de tela, 3-5
    • Tijeras o corta uñas para bebés
    • Termómetro para bebés
    • Jabón neutro, crema para bebés, y talco para bebés
  • Lave toda la ropa, ropa de cama, toallas, y paños para lavar antes de usarlos con su bebé
Esté Preparada para el Gran Momento

Una vez que sus contracciones se han vuelto regulares, debería estar lista para subir al auto e ir al hospital. Revise con la sala de maternidad para ver lo que le proporcionarán. Haga sus maletas y téngalas junto a la puerta o dentro del auto para que esté lista en un instante. Estas son algunas cosas en qué pensar:

  • Siempre tenga lleno el tanque de gasolina
  • Lleve un asiento para bebé en el auto; tal vez no necesite llevarlo con usted al principio pero necesitará llevarlo para llevar al bebé a casa
  • Lleve su tarjeta de seguro, plan de nacimiento, y cualquier otra información útil de salud
  • Deje en casa la joyería, dinero en efectivo, y otros objetos de valor
  • Empaque estas cosas para usted misma
    • Calcetas cálidas
    • Crema para manos y bálsamo para labios
    • Paletas de caramelo o caramelo macizo; bocadillos favoritos o jugo
    • Artículos de aseo (cuidado dental, lentes de contacto, desodorante, shampoo)
    • Peine, cepillo, y ligas para cabello largo
    • Reproductor de CD y música relajante favorita, libros, revistas
    • Varios pares de ropa interior, calcetas, y sostenes
    • Pijamas, con botones al frente si planea dar de lactar (2 juegos)
    • Bata de baño y pantuflas
    • Almohada extra, si tiene predilección por la suya
    • Atuendo que le quede holgado y zapatos para usar en casa
    • Papel y lápiz, para anotar preguntas para su equipo médico
    • Tarjeta para llamadas telefónicas y números de teléfono (muchos hospitales no permiten teléfonos celulares)
    • Cámara fotográfica o de video
  • Mochila para su bebé
    • Nombre y contacte información para el profesional de la salud de su bebé
    • Atuendo para fotografía del bebé y un atuendo para usar en casa (un mameluco y una prenda exterior)
    • Manoplas o par adicional de calcetines para cubrir las uñas del bebé (para evitar arañarse la cara)
    • Una cobija para acoger al bebé
    • Una cobija externa
    • Un sombrero y un par de botines
    • Si usa pañales de tela, lleve dos pañales y cubiertas para pañales de Velcro
    • Si el clima está frío, lleve una cobija gruesa, suéter, y sombrero
  • Su pareja también debería empacar una bolsa
    • Ropa interior y una muda de ropa cómoda
    • Pijama, si se va a quedar toda la noche
    • Artículos de aseo
    • Libros o revistas
  • Si usted tiene hijos, designe a alguien para que cuide a los niños mientras esté en el hospital
Trate de Relajarse

Cuando esté bien preparada, puede ir a la sala de partos sintiéndose confiada. Sin embargo, tenga en mente que este es un proceso natural con altas y bajas naturales. Use sus técnicas de relajación y enfóquese en el milagro de dar a luz para ayudar a pasar por las partes difíciles.